Dakar 2024: ¡Loeb y el Prodrive Hunter, una sinfonía de victorias!

Dakar 2024: ¡Loeb y el Prodrive Hunter, una sinfonía de victorias!
Dakar

El Dakar, esa inmensa aventura motorizada que atraviesa los parajes más desafiantes de Arabia Saudita, ha sido una vez más el escenario de la maestría de Sébastien Loeb. El campeón francés de rallyes ha alcanzado su tercera victoria en la presente edición del rally, sumando un total de 26 triunfos a lo largo de su carrera. A bordo del robusto Prodrive Hunter, Loeb ha dejado claro por qué es considerado uno de los grandes en el mundo del automovilismo, al dominar la séptima etapa entre Riad y Al Duwadimi.

Dominio en todo terreno

En la fase más reciente, que se caracterizó por un conjunto de desafíos variados, incluyendo un tramo de dunas y extensas zonas de tierra, Loeb demostró un control absoluto. Con un margen de 7 minutos y 26 segundos sobre el segundo clasificado, el brasileño Lucas Moraes, Loeb no solo se consolida como un serio contendiente para la victoria final, sino que también pone presión sobre el veterano Carlos Sainz, quien, aunque aún lidera, su ventaja se ha visto reducida a 19 minutos frente al implacable piloto francés.

Un giro inesperado

La jornada tuvo su punto de inflexión con el desafortunado incidente técnico de Matthias Ekström. El sueco, que piloteaba uno de los competitivos Audi, estaba en una posición prometedora hasta que problemas en la suspensión truncaron sus aspiraciones. Tras 51 kilómetros, Ekström tuvo que esperar asistencia, perdiendo cualquier oportunidad de victoria y retirándose de la competición, lo que reconfigura la lucha por el podio.

Estrategia al límite

Loeb, conocido por su astucia y experiencia, diseñó una estrategia en la quinta etapa que le permitió posicionarse de manera ventajosa para el resto del rally. Reduciendo intencionadamente su velocidad, optó por un lugar de partida más retrasado en la siguiente especial, lo que le permitió ganar no una, sino dos etapas consecutivas. Este juego táctico le ha permitido recortar distancias con Sainz, aumentando la tensión en la lucha por el liderato.

La representación italiana en el desierto

Entre los competidores italianos, destacan las actuaciones de Maurizio Gerini y Eugenio Amos. Gerini, navegante de Laia Sanz, ocupa una notable 15ª posición en la general, pilotando un buggy Astara de dos ruedas motrices. Amos, por su parte, se coloca en la 20ª posición, junto a Paolo Ceci en un Toyota Hilux de Overdrive.

Resultados que prometen más acción

Al cerrar la séptima etapa, Loeb encabezó la tabla con un tiempo de 4 horas, 56 minutos y 39 segundos, seguido por Moraes y Al-Attiyah. En la clasificación general, Sainz aún lidera, pero Loeb se aproxima peligrosamente, quedando a tan solo 19 minutos de diferencia. Moraes mantiene la tercera posición, a una hora del líder. La carrera continúa, y con ella, el Dakar 2024 promete más emoción e incertidumbre, mientras los pilotos se enfrentan a los desafíos que aguardan en la ruta saudí.