Damian Lillard revalida su título en el Three Point Contest con una actuación histórica en Indianapolis

Damian Lillard revalida su título en el Three Point Contest con una actuación histórica en Indianapolis
Lillard (Instagram)

La ciudad de Indianapolis ha sido testigo de un espectáculo de baloncesto desde la línea de tres que ha dejado a los aficionados y seguidores embelesados. El concurso de triples de la NBA, conocido por su intensidad y precisión, ha alcanzado un nuevo nivel técnico, y esta vez, el protagonista fue el inigualable Damian Lillard, quien logró mantener su título, haciéndose con una histórica doble victoria consecutiva.

Desde el arranque de la competencia, la emoción era palpable. Trae Young, fresco de su participación en la Skills Challenge, encendió la mecha de la contienda. Aunque comenzó con un ritmo pausado, pronto se calentó y deslumbró con 26 puntos que pusieron la vara muy alta para el resto de los competidores.

Donovan Mitchell logró una respetable marca de 21 puntos

El público local encontró rápidamente a su héroe en Tyrese Haliburton, quien con una asombrosa secuencia de tiros, alcanzó los 9 puntos en las dos primeras posiciones y finalizó igualando a Young. Malik Beasley mostró destellos de brillantez, pero su falta de consistencia se reflejó en el menor puntaje de la noche, un aún impresionante total de 20 puntos.

Karl-Anthony Towns, ganador del concurso en 2020, demostró nuevamente su pericia en los lanzamientos decisivos, finalizando también con 26 puntos y dejando claro que su talento desde la línea de tres no ha disminuido. Jalen Brunson, en su debut en este escenario, se lució con siete triples consecutivos, pero se quedó corto con 24 puntos.

Cercano al final, Lauri Markkanen no logró impresionar en su serie de Money-Ball

Pero se recuperó espectacularmente para sumar 25 puntos. El campeón defensor, Damian Lillard, fiel a su reputación de jugador clutch, acertó todos los tiros de su último rack, llevándose 26 puntos y forzando un emocionante desempate entre cuatro jugadores.

El desenlace del primer asalto fue un tie-break de 30 segundos que tuvo al público al borde de la silla. Towns y Lillard, ambos con 16 puntos, y Trae Young, con 15, se aseguraron un lugar en la final, mientras que Haliburton, con 12 puntos, quedó fuera para desconsuelo de los presentes.

La final fue un reflejo de la habilidad y el empeño que cada jugador puso en la cancha. Damian Lillard, con una actuación estelar, se alzó nuevamente como el campeón, convirtiéndose en el primer jugador desde Jason Kapono en 2007 y 2008 en ganar consecutivamente el concurso de triples. Ahora, el nuevo playmaker de los Bucks ha fijado un nuevo horizonte: lograr la triple corona en la próxima temporada, un desafío que tendrá como telón de fondo nada menos que la Bahía de San Francisco, para el All-Star Game del 2025.

La magia de la noche en Indianapolis quedará en los anales de la historia del baloncesto. Con cada participante superando los 20 puntos en la primera ronda, el concurso de triples no solo probó el talento élite de sus competidores, sino que también prometió a los fans una era dorada en la que estos duelos desde la línea de tres continuarán elevando el nivel del juego.