Descubriendo la tercera generación del Mini Countryman

Descubriendo la tercera generación del Mini Countryman
Mini Countryman

La tercera generación del Mini Countryman ha trascendido como un crossover mediano que ofrece una experiencia de conducción mejorada y un notable aumento en sus dimensiones, alcanzando una longitud de 445 cm. Este cambio no solo amplía el espacio interior, sino que también redefine la silueta del vehículo con un moderno diseño minimalista. Los redondeados contornos de modelos anteriores han dado paso a líneas más definidas, complementadas por detalles que llaman la atención, como los faros personalizables y el distintivo portón trasero curvo.

Variedad de motores para todos los gustos

El Mini Countryman viene equipado con una gama diversa de motores para satisfacer las necesidades y preferencias de cada conductor. Entre las opciones se incluyen motores de gasolina con tecnología híbrida suave de 170 y 218 caballos de fuerza, un eficiente diésel de 163 caballos de fuerza, y variantes eléctricas potentes como el Cooper E de 204 caballos y el impresionante Cooper SE de 313 caballos, que además ofrece tracción total. Esta última versión es especialmente destacable por su combinación de rendimiento destacado y una experiencia de conducción dinámica y emocionante.

Confort y tecnología en el interior

El interior del Mini Countryman John Cooper Works revela un enfoque moderno y funcional, con un diseño que integra materiales sostenibles. Los acabados en plástico reciclado son un claro ejemplo de este compromiso con el medio ambiente. Los pasajeros disfrutarán de un ambiente espacioso y confortable, gracias a características como el sofá deslizante, que maximiza el espacio para pasajeros y equipaje.

Sistema de infoentretenimiento avanzado

El sistema de infoentretenimiento del Mini Countryman es un punto focal en la experiencia del vehículo, con una pantalla circular de 24 cm que brinda una interacción tecnológicamente avanzada y personalizable. A pesar de la curva de aprendizaje que pueden suponer sus menús complejos y el formato de pantalla único, funciones como la tienda en el coche para aplicaciones amplían las posibilidades de personalización y conectividad.

Emociones al volante

El rendimiento dinámico del modelo John Cooper Works es una de las características más emocionantes del Mini Countryman. Con un motor potente y la tracción total, los conductores pueden disfrutar de una conducción deportiva y apasionante. La transmisión robotizada con doble embrague ofrece cambios de marcha fluidos, complementados por un excelente agarre en carretera y un sonido deportivo artificial que amplifica la experiencia de conducir un vehículo de altas prestaciones.

Seguridad y manejo excepcionales

La seguridad y el manejo son prioridades claves en el Mini Countryman. Equipado con tracción total y un sistema de control electrónico ESP, el vehículo proporciona estabilidad y confianza en cualquier situación. Los amortiguadores adaptativos y las ruedas de 20 pulgadas con neumáticos deportivos aseguran no solo comodidad sino también un agarre superior incluso en condiciones meteorológicas desafiantes.

Un icono en constante evolución

El Mini Countryman se mantiene fiel a su herencia, ofreciendo una experiencia de conducción que fusiona el encanto clásico de Mini con adelantos tecnológicos. Esta combinación lo posiciona como una opción atractiva para aquellos en búsqueda de un vehículo polivalente y placentero de conducir, marcando así la evolución constante de un icono automotriz.