¡Descubrimiento único: agua, el cambiante corazón de la tierra!

¡Descubrimiento único: agua, el cambiante corazón de la tierra!
agua en la superficie de la tierra

Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Arizona ha descubierto recientemente que el agua presente en la superficie terrestre tiene un impacto significativo en la corteza del núcleo de nuestro planeta. Este hallazgo ha cambiado radicalmente la comprensión de la dinámica entre el núcleo terrestre y su manto.

El planeta Tierra está compuesto por cuatro capas principales: núcleo interno y externo, manto y corteza superficial. Durante mucho tiempo, un misterio intrigante ha sido la delgada capa llamada E prime, que separa el manto del núcleo externo. En el pasado, se creía que el agua se filtraba a través de una especie de «tapón de agujero». Sin embargo, se descubrió que el agua es transportada por las placas tectónicas en descenso. El manto, que es la capa más extensa, se extiende desde aproximadamente 18.6 kilómetros debajo de la superficie hasta 1,865 kilómetros, representando el 84% del volumen terrestre.

Los estudios han revelado que el agua emprende un viaje de 2,900 kilómetros a través de estas placas antes de llegar al núcleo. Los científicos, a través de experimentos a alta presión, descubrieron que cuando el agua alcanza la frontera entre el núcleo y el manto, reacciona con el silicio del núcleo formando sílice. Este proceso conduce a la formación de cristales de sílice que migran hacia el manto, creando una capa menos densa y con una velocidad sísmica más baja. Esto ha sugerido que la interacción entre el núcleo y el manto es mucho más dinámica de lo que se creía anteriormente.

El comunicado de la Universidad Estatal de Arizona ha planteado la posibilidad de un ciclo global del agua más extenso, lo que tendría profundas implicaciones para los ciclos geoquímicos que conectan el agua superficial con el núcleo metálico profundo. La «película» alterada del núcleo, que tiene un diámetro de 6,970 kilómetros, podría revelar otros misterios sobre la evolución del planeta Tierra. Además, los hallazgos recientes sugieren que dos regiones alrededor del núcleo son restos de la colisión planetaria que formó la Luna.

Este estudio fue llevado a cabo por un equipo internacional de geocientíficos, utilizando técnicas experimentales avanzadas en la Fuente de Fotones del Laboratorio Nacional Argonne y el PETRA III del Deutsches Elektronen-Synchrotron en Alemania para replicar las condiciones extremas en la frontera entre el núcleo y el manto.
Los resultados de la investigación han revelado que el agua desempeña un papel crucial en los equilibrios geológicos internos de la Tierra. El viaje del agua desde las regiones superficiales hasta el núcleo, atravesando el manto, es un fenómeno que tiene profundas implicaciones para la comprensión de la estructura y dinámica terrestre. Esta interacción entre el agua y el núcleo terrestre no solo altera la composición química del núcleo en sí, sino que también contribuye a la formación de nuevas capas geológicas dentro del manto.