Innovación visual: LG lanza las series M4 y G4 con tecnología avanzada

Innovación visual: LG lanza las series M4 y G4 con tecnología avanzada
TV OLED LG

En un audaz movimiento que anticipa una revolución en el entretenimiento doméstico, LG se prepara para deslumbrar al mercado en 2024 con su nueva gama de televisores OLED. La línea, compuesta por las series M4, G4, C4 y B4, puede que no reinvente la rueda en cuanto a tecnología de panel, pero sí promete catapultar el rendimiento a nuevas alturas, gracias a la inteligencia artificial que potencia sus nuevos procesadores.

El modelo estrella, el G4, se alza como un prodigio de luminosidad. Incorpora la nueva función Peak Highlighter que, en un alarde de capacidad, permite alcanzar niveles de brillo hasta un 150% superiores a los de la serie B4, la entrada de LG al mundo OLED. Aunque el aumento se centra en resaltar detalles ínfimos, cubriendo hasta un 3% de la pantalla, marca un salto notable desde la ya impresionante serie G3.

El verdadero cerebro detrás de esta nueva oferta es el procesador α11 AI 4K, que se encuentra en las entrañas de las series G4 y M4. Con tal avance sobre su antecesor, el α9 AI, LG ha visto necesario renombrar su procesador para subrayar el progreso en potencia computacional, gráficos y sobre todo en la gestión de redes neuronales para funciones de IA. Esta evolución trae consigo la AI Directors Processing, que adapta la imagen a la visión original del cineasta, y la AI Super Resolution, que ahora mejora todas las fuentes visuales, incluso las protegidas por derechos de autor.

El audio no se queda atrás en esta sinfonía de mejoras. El procesador AI α11 perfecciona la experiencia sonora con la función AI Voice Remastering, que destila diálogos con claridad cristalina, y una virtualización de sonido envolvente que ahora alcanza 11.1.2 canales para una inmersión auditiva sin precedentes.

En la intersección de innovación y conveniencia, la serie M4 se alza como la estrella de la televisión inalámbrica. Esta serie se distingue por su caja de conexión externa que se comunica sin cables con la pantalla, asegurando una transmisión de audio y video de calidad óptima y baja latencia. Además, no escatima en brillantez visual gracias a su tecnología Brightness Booster Max.

Mientras, la G4 mantiene su icónico «diseño de galería», añadiendo un pedestal rediseñado que brinda flexibilidad a los usuarios. La serie C4, sin llegar a los extremos de sus hermanas mayores, avanza significativamente frente al modelo C3 anterior por su Brightness Booster.

Los entusiastas del gaming encontrarán en los modelos M4, G4 y C4 una delicia técnica con cuatro entradas HDMI 2.1, soporte para AMD FreeSync Premium, NVIDIA G-Sync y una frecuencia de actualización variable de hasta 144 Hz. La serie B4, aunque más modesta, sigue siendo una contienda OLED con un procesador AI α8 y 120 Hz de tasa máxima de refresco.

Compatibles con Dolby Vision y Dolby Atmos, estas piezas maestras de LG prometen cinco años de frescura con actualizaciones del software webOS. La primavera será testigo de su arribo al mercado, con CES en Las Vegas abriendo el telón para ofrecer un vistazo previo y situar a los espectadores en el umbral de una era televisiva sin precedentes.