Navidad del 25 de diciembre: ¡el día que derribó un imperio en la histórica batalla de los Mapuche contra los Conquistadores!

Navidad del 25 de diciembre: ¡el día que derribó un imperio en la histórica batalla de los Mapuche contra los Conquistadores!
Natale

En la rica y variada tapicería de la historia humana, la fecha del 25 de diciembre se destaca no solo por su significado religioso, sino también por ser el telón de fondo de acontecimientos que han perfilado el curso de naciones y civilizaciones. Los ecos de estos eventos aún resuenan en los anales del tiempo, demostrando que la Navidad ha sido mucho más que una festividad.

Uno de los sucesos más memorables en la historia de la Navidad fue la coronación de Carlomagno en el año 800, quien fue ungido como Emperador del Sacro Imperio Romano en la Basílica de San Pedro en Roma. Este evento marcó una era, simbolizando la unión del poder eclesiástico con el temporal y sentando las bases de lo que sería el poder europeo durante la Edad Media.

Siglos más tarde, la Navidad del año 1066 se convirtió en una fecha trascendental para el pueblo inglés, ya que Guillermo el Conquistador fue coronado rey de Inglaterra en la recién terminada Abadía de Westminster. Este acto formalizó la conquista normanda y alteró el tejido social y político de Inglaterra para siempre.

El espíritu de revelación también encontró lugar en estas fechas, como en la Navidad de 1776, cuando George Washington cruzó el río Delaware en una maniobra sorpresa que culminó en la crucial victoria de la Batalla de Trenton. Esta audaz acción revitalizó la moral de las tropas continentales americanas y se convirtió en un punto de inflexión en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos.

No todas las historias de Navidad traen consigo celebración. En 1831, la Navidad fue el momento elegido por el esclavo Nat Turner para liderar una rebelión en Virginia. Aunque el levantamiento fue aplastado, el efecto resonó en el debate nacional sobre la esclavitud, acelerando las tensiones que eventualmente llevarían a la Guerra Civil estadounidense.

Cruzando el Atlántico, nos encontramos con la disolución de la Unión Soviética, que tuvo lugar oficialmente el 25 de diciembre de 1991. Mikhail Gorbachov renunció como presidente de la URSS, marcando el fin de décadas de influencia comunista y alterando el equilibrio geopolítico mundial.

Curiosamente, la Navidad no siempre ha sido bienvenida. En 1647, Inglaterra vivió una Navidad sin Navidad, ya que el gobierno puritano de Oliver Cromwell prohibió las festividades por considerarlas una extravagancia innecesaria y no bíblica. Las tiendas debían permanecer abiertas y las iglesias, cerradas, en un intento de erradicar todos los vestigios de la celebración.

Estos son solo algunos de los momentos en los que la historia y la Navidad se entrelazaron de formas inesperadas. Ya sea por coronaciones, revoluciones, victorias o prohibiciones, el 25 de diciembre ha sido testigo de eventos que han dejado una huella indeleble en el curso de la humanidad. La Navidad, lejos de ser un mero paréntesis de paz y alegría, ha sido a menudo un día de trascendental importancia en el gran escenario del mundo.